cabeceraduepassi

DUE PASSI NON FANNO UN SENTIERO

Texto cortesía de la comisaria Maria Letizia Tega (Bologna 1983) sobre la obra de David Arteagoitia para SetUp Bologna Independent Art Fair 2015.

DUE PASSI NON FANNO UN SENTIERO
a cura di María Letizia Tega

¿En qué momento se extingue la línea como tal y en qué momento nace una superficie?
VASILI KANDINSKI

El fuego, elemento primordial, pero también un emblema de la evolución humana, y personaje secundario pero insustituible en el mito de la caverna de Platón, permitió a las sombras que aparecen como verdad absoluta a los ojos de los hombres encadenados a sus hombros.La realidad, su aspecto y la interpretación que ofrece nuestro ser, son los protagonistas de una dicotomía eterna en la historia humana, la del conocimiento a través del mundo de los sentidos a diferencia de la que se obtiene a través del mundo inteligible. La investigación y el ensayo constante de David Arteagoitia juegan con el contraste entre la percepción y la imaginación a veces convirtiéndolos en un duelo, a veces incluso en una armonía tranquila.

Es necesario hacer hincapié en la técnica de las obras, cuatro aguafuertes de gran formato que componen la serie “Path”, para analizar cómo, incluso en la producción manual, el artista transgredir una práctica tan arraigada en la “ideología figurativa como el grabado, para hacerla vestir en otras ropas como soporte de acetato, convirtiéndose en un símbolo de una revolución silenciosa y mostrando la modernidad y la naturaleza cambiante de la tradición. La obra de David se convierte en un cuadrado semiótico, en efecto, en el que los opuestos se sitúan justo en la eterna lucha entre el instinto y la razón, la empatía y el análisis. Traiciona a sus raíces clásicas para abarcar el mundo contemporáneo, se aferra a Aristóteles y su cuadrado lógico, pero termina con la expresión, tal vez sin saberlo, a través de la inventio del semiólogo Greimas.

SetUp2015 1
Vista parcial de la obra de David Arteagoitia mostrada en SetUp 2015. En primer plano “Path I”, la pieza a conscurso como artista under 35.

 

La dualidad entre la interpretación y la observación es el camino que se nos invita a seguir y que caracteriza la poesía del artista. “Path” es un espejo que recoge lo que nuestros ojos ven y lo que realmente representa. La incisión en una matriz nos da una visión original de la antítesis, su huella, al igual que las experiencias experiencias del espectador divergen dependiendo de la perspectiva desde la que observa el trabajo. Al igual que un juego se pone a prueba: diferentes tamaños en sus aguafuertes y una síntesis hábil de línea y color recuerda la violencia y la libertad, y asume significados opuestos dependiendo de la distancia de nuestra mirada.

¿Son reales las matrices de plástico, los rastros impetuosos e irregulares de espesores del color rojo y negro, que devuelven al observador, la intimidad, el miedo, el calor y el deseo de saber?. La exploración de un trabajo no termina con la simple vista, y David Arteagoitia ha sido capaz de diseccionar una imagen que precisamente cuenta la costumbre humana de construir imágenes interiores.